La 'visión en túnel' o glaucoma

23/05/2013

 

El glaucoma es una enfermedad, normalmente degenerativa, que se produce en el globo ocular y que consiste en un aumento de la presión intraocular.
Puede derivar en ceguera. Este aumento de presión puede llegar a dañar el nervio óptico de tal forma que en casos extremos degenera en ceguera. A causa del aumento de presión se produce una reducción del campo de  visión de forma lenta, progresiva y de manera irreversible, iniciándose esa reducción, generalmente, en la periferia para progresar hasta el área central de visión. Por este motivo se reconoce popularmente como ‘visión en túnel’, pues en etapas finales de la enfermedad, sólo la zona central se conserva, y, eventualmente, ésta también podría perderse. Dentro del ojo existe un mecanismo de drenaje que hace que el fluido interno se regule, haciendo que su exceso sea eliminado a través de la Malla Trabecular, que consiste en una serie de de minúsculos canales en la zona de unión de la  esclerótica, el iris y la córnea. Si se produce un bloqueo en este  mecanismo, la presión intraocular aumentará debido a un exceso de líquido.
La importancia del componente genético. Se desconocen las causas que pueden provocar esta enfermedad, aunque no hay que descartar un componente genético, pues es frecuente que se pueda producir en individuos con antecedentes en familia directa. Es conveniente controlar la tensión intraocular a partir de los 40 años mediante una prueba sencilla e indolora.
En los estadios iniciales de hipertensión, no se detectan síntomas claros y solamente se puede comprobar con una medición. Cuando la presión es alta, se puede notar sensación de ver a través de un tubo, siendo la visión periférica deficiente, ver halos en las luces, notar un dolor intenso y punzante en el interior del globo ocular. Siempre que se detecten estas anomalías, conviene acudir al especialista para una valoración.
Actualmente existen tratamientos y cirugías que pueden solucionar el problema. El riesgo es no saber que se tiene la enfermedad y por lo tanto no tratarla.