Históricamente, cuando los problemas sociales se agudizan, los estilos y comportamientos cambian hacia una mayor afirmación que demuestran disconformidad con el entorno. Los colores suponen una forma de manifestación.

Zen no está sujeta a formadores de opinión. Sus diseños son propios y están destinados a usuarios que antepongan la originalidad y la comodidad a las propuestas masificadas de marcas populares