Cómodas y fáciles de adaptar

Su textura es agradable y son muy cómodas. Es la opción más utilizada entre aquellos pacientes que acuden a nuestras ópticas para corregir sus necesidades visuales, tanto de miopía, hipermetropía, astigmatismo e incluso presbicia.

Son lentes fáciles de poner, quitar y mantener.

¿Qué tipos hay?

De remplazo diario:

De un solo uso y presentadas en envases individuales. Permiten la máxima comodidad, ya que estrenas lentilla nueva cada día. Válidas para cualquier tipo de necesidad visual, su precio parte desde los 80 céntimos por ojo al día, por ojo

Reutilizables:

Utilizas el mismo par de lentes durante semanas o incluso un mes, dependiendo del tiempo estipulado por el fabricante.

Estas lentes suelen ser más económicas que las de remplazo diario, aunque requieren del uso de soluciones de mantenimiento para conservarlas correctamente. Estas soluciones retienen la humedad en la lente, permaneciendo hidratadas y cómodas durante todo el día.

Se debe respetar el plazo de remplazo de la lente, para evitar que se depositen proteinas en la lente o otras complicaciones, que incluso podrían producirnos úlceras oculares.

El coste de estas lentes parte desde los 27 céntimos al día por ojo.

Uso prolongado:

Diseñadas para ser usadas tanto por el día como por la noche, durante un tiempo determinado.

No hace falta quitárselas para dormir, aunque no es recomendable usarlas todas las noches, ya que su uso prolongado puede influir en la acumulación de microorganismos en las lentes, lo que incrementa el riesgo de padecer infecciones.

Los principales proveedores confían en Caro Cánovas, acércate a tu óptica más cercana en Logroño y pregúntanos por las lentillas que mejor se adaptan a ti y a tus necesidades. O solicita desde aquí una cita con nuestros optometristas.