Distintos estudios afirman que en 2020 un tercio de la población mundial será miope, mientras que para 2050 la mitad lo será. En países del este asiático un 90% de los estudiantes padecen miopía al terminar sus estudios.

Ante estas nuevas necesidades el mercado óptico ha creado distintas soluciones en materia de contactología para controlarla.

Control diario de la miopía

Una de las principales soluciones para evitar la aparición o el aumento de la miopía en tus hijos es bajarlos al parque a jugar, así como suena. La miopía evoluciona en ambientes cerrados donde la vista se fuerza más.

Recientemente ha salido al mercado una nueva lentilla diaria que ha tardado en desarrollarse 14 años, y de la que ya estamos obteniendo grandes resultados.

Estas nuevas lentillas son de uso diurno, y tienen la misma utilización que cualquier lentilla diaria: Tu hijo se coloca las lentillas por la mañana y desarrolla su actividad normal diaria y al llegar a casa se las quita. La única diferencia es que ,mientras las usa, se consigue una reducción significativa de la graduación que puede llegar a ser de hasta un 59% en periodos de 3 años.

¡Pregúntanos por ellas!

Ortoqueratología (Orto-K)

Este sistema ofrece la posibilidad de ver sin necesidad de usar gafas o lentes de contacto durante el día, portando únicamente las lentes de contacto mientras duermes. La cornea se modifica por el efecto de la lente de contacto durante la fase del sueño de una forma efectiva, segura y reversible. Todos los efectos de estas lentillas se pasan tras dejarlas de usar unos días, y el ojo vuelve a la normalidad.

Las lentes orto-k también corrigen astigmatismos bajos, pero es en casos de miopía cuando incluso se consigue frenar la progresión.

Este tipo de lentillas son para usarlas en períodos de un año. Son lentillas que requieren un control especial por parte de nuestros ópticos y que consiguen unos resultados brillantes.

Ideales para niños, policías, bomberos, pilotos, etc.